#138 LA PAREJA PORNO ARGENTINA QUE ARRASA EN EL MUNDO

La pareja argentina que arrasa en el sitio porno más visto del mundo: “Nuestros papás se enteraron por un video de WhatsApp. Kim y Paolo se conocieron en 2013 y desde 2016 recorren sitios paradisíacos para filmarse teniendo sexo. «Este negocio es lo nuestro, nos va bien y vamos a explotarlo hasta lo que podamos». Kim y Paolo aún recuerdan cuando una combinación de subtes los llevó a conocerse mejor. Corría el 2013 y ambos cumplían sus rutinas laborales en una reconocida empresa multinacional estadounidense, pero nunca habían interactuado en persona, aunque sí por correo electrónico. Un plan de viaje a Gualeguaychú para celebrar el carnaval de aquel año, organizado por un amigo en común, implicó que ambos debieran recorrer el barrio porteño de Once para encontrar los disfraces adecuados para la ocasión. “Pegamos un montón de onda y la pauta fue clara: durante el viaje no se hace nada. Fuimos cuatro hombres y cuatro mujeres. Éramos un grupo de solteros y solteras que concordamos en que alguna relación colapsaría todo. Pero un par empezaron a tener sexo y terminó todo mal”, recordaron ambos, en diálogo con Infobae. La situación fue diferente para ellos. A pesar de que el grupo se disolvió, comenzaron a relacionarse con mayor frecuencia. Ella, oriunda de Ramos Mejía, entabló otro tipo vínculo con él, quien nació y creció en Caseros. “Para su cumpleaños fuimos a una fiesta con otra amiga. Él tenía algo con ella y yo también. Ese día terminamos en mi departamento haciendo un trío. Fue la primera vez que estuvimos”, contó la joven de 26 años.

Para 2016 el vínculo estaba completamente afianzado. “Mantuvimos al margen a nuestras familias antes de comenzar a salir. Ni siquiera habíamos dicho que éramos novios. Allí planeamos un viaje a Italia. Y antes de irnos conocimos a nuestros respectivos padres, porque no queríamos mezclar las cosas”, reveló el hombre de 31 años. En Milán comenzaron a trabajar de camareros para aprender el idioma. “Tampoco queríamos gastar todos los ahorros”, contó Paolo. Justamente fue él quien, una noche, tras navegar por Internet, le mostró a Kim un sitio en el que se podían hacer shows eróticos en vivo y ganar dinero. Ambos explicaron: “Siempre nos gustó filmarnos mientras teníamos sexo. Era y es nuestro fetiche. Hacíamos videos que no le mostrábamos a nadie, que quedaban para nosotros. Pero esa vez encontramos un lugar en el que podíamos hacer lo mismo y ver qué onda. No buscábamos ganar dinero, aunque obviamente nos servía”. “Tampoco queríamos faltarle el respeto a nuestra familia, pero sí hacer lo que nos diera la gana. En ese entonces usábamos una cámara muy mala”, rememoró el hombre de 31 años. Aquel dinero fue invertido en mejor equipamiento. “El primer día que empezamos los shows no sabíamos si estábamos haciendo plata. Todo ese dinero fue invertido en equiparnos mejor. En comprar la camarita, el micrófono, alguna lencería”, agrega Kim. Aquella noche terminaron cerca de las 6 de la mañana. Se cambiaron, fueron a desayunar y sellaron un acuerdo en el que pactaron un detalle fundamental: todo lo difundido no podía llegar a la Argentina.

“Europa tiene mucha cultura de consumo, nadie tiene vergüenza. Si bien los italianos son más reservados, es como que nos venían por atrás a decirnos que estábamos haciendo tal cosa. Se dieron cuenta rapidísimo. En ese momento le contamos a nuestros hermanos más chicos, necesitábamos desahogarnos porque estábamos solos. Ellos se mantuvieron callados. Pero después una nota que nos hicieron acá se hizo viral y todo se desmadró”, indicaron. Kim es la hermana del medio de tres mujeres. Paolo lo mismo, pero de hombres. De sus círculos más íntimos sólo sus padres desconocían lo que hacían del otro lado del mundo. Pero en 2018, sucedió lo impensado: “Se viralizó un video por WhatsApp de nuestras vacaciones en Cancún. Eran 30 segundos nuestros, teniendo mucho sexo. Nuestros papás se enteraron por el video de WhatsApp”. Kim recordó: “Ese video le llegó a mi papá y a todos sus amigos. Estuvimos un tiempo sin hablarnos, estaba muy enojado y lo entendí. Vengo de una familia en donde el sexo no es tabú. No estuvo bueno. Y cuando se enteraron me llamaron y justo estábamos por hacer un show en vivo. Yo vi el mensaje y nos dijeron que podíamos empezar. Tuve que apagar el celular, hacer un show de una hora; y cuando se lo conté a Paolo intenté llamar a mi familia y nadie me quería atender”. “Nunca tomamos esto como que estábamos haciendo algo mal. Era nuestro fetiche. Nos habíamos ido del país justamente para que no se enteraran, habíamos tomado todos los recaudos”, agregó Paolo.

#MYSWEETAPPLE#ELOPODCAST

Escuchá el audio de la entrevista completa:

Apple Podcast: https://apple.co/2SFw4cr

Spotify: https://spoti.fi/2BVPgwT

Android Google Play: http://bit.ly/elopodcastplay

Instagram: https://www.instagram.com/EloPodcast/

Website: https://www.EloPodcast.com​ Comentarios & Sugerencias: info@elopodcast.com