#140 EL ARQUITECTO ARGENTINO, QUE QUIERE IR POR LA RUTA DE ELON MUSK

“Los vehículos serán eléctricos, compartidos, conectados y autónomos.”

El arquitecto Miguel Bravo, fundador de Bravo Motor Company, charló mano a mano con EloPodcast.com sobre los proyectos revolucionarios con tecnologías de baja polución ambiental que está desarrollando su fábrica en California. Esta firma automotriz acaba de firmar un acuerdo multimillonario en Brasil para la instalación de una mega fábrica en Minas Gerais. El contrato, oficializado por el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, es por una suma de 4.000 millones de dólares (25 mil millones de reales) y contempla la producción de 22.790 vehículos eléctricos por año (serán taxis, combis y buses) a partir de 2024 y de 43.750 packs de baterías de litio.

Esta inversión fue posible gracias a los 750 socios y dos fondos de inversión con los que actualmente cuenta la empresa cuyo CEO, Eduardo Muñoz, también es argentino. “Mi característica fundamental es que soy muy estudioso, de hecho soy docente universitario desde hace 37 años. A los 22 ya era docente universitario. Mi parte de lectura e investigación fue mi mayor fuerte. Luego se sumó mi pasión por emprender. A los 14 años ya hacía mis primeros emprendimientos. Llegué a arquitectura de casualidad. Por citar un ejemplo, para empezar a construir el primer auto, antes investigué 3 mil autos. Uno de los problemas de los emprendedores es que nos gusta todo”; expresó Bravo.

Antes de llegar a este presente exitoso, Bravo debió superar un montón de escollos en nuestro país. A pesar de no haber recibido el apoyo económico y político necesario, tuvo reconocimiento del ámbito académico: “Ganamos dos premios Innovar. Nos destacamos en todo. Arquitecto, plástico, metalmecánico y automotriz. Primero arrancamos con una fábrica de juegos, porque me surgió la idea de querer hacerle un auto a mi hijo. Así nació el Nach One. Hoy somos más de 750 socios, inversores, técnicos, de más de 20 países. Nos fuimos de la Argentina cuando Kirchner no nos dio los permisos de fabricación. Los primeros vehículos fueron de combustión interna. En el 2010, volvimos al concepto inicial. Y en el segundo año ya fue eléctrico”.

El hecho de fabricar autos eléctricos pero no recibir la autorización para comercializarlos fue un golpe duro para Miguel Bravo y sus socios. Por ese motivo, debieron cerrar la fábrica de La Paternal, donde hoy todavía se erige el galpón que guarda los primeros prototipos de la compañía. Esa fábrica hoy se transformó en un museo. “Fabricábamos algo que no podíamos vender, la planta estaba toda montada, nos faltaba el decreto terminal automotriz para salir a la calle, no había otra salida. Fue triste porque nos costó con Laura (su esposa) toda la vida. Una industria es como un gran transatlántico, o un buque carguero, cuesta muchísimo ponerla en marcha. Pero cuando arranca no la podés frenar. Nos dolió mucho cerrar dos fábricas. Irnos a diez mil kilómetros de distancia con mi familia que se quedó en el país…”, recordó, con cierto dolor.

Profesor Arquitecto Miguel Ángel Bravo

FUNDADOR y CHAIRMAN BMC

https://bravomotorcompany.com/es/ #BRAVOMOTORCOMPANY #ELOPODCAST #MIGUELANGELBRAVO

Escuchá el audio de la entrevista completa:

Apple Podcast: https://apple.co/2SFw4cr

Spotify: https://spoti.fi/2BVPgwT

Android Google Play: http://bit.ly/elopodcastplay

Instagram: https://www.instagram.com/EloPodcast/

Website: https://www.EloPodcast.com Comentarios & Sugerencias: info@elopodcast.com